Half-Price Ticket Booth, entradas para el teatro a mitad de precio (o casi)

39-steps.jpgSi tiene pensando asistir al teatro en el West End (donde están los grandes teatros comerciales), puede comprar las entradas incluso a mitad de precio en una taquilla que hay en Leicester Square. No todas están a  mitad de precio, pero sí ofrecen buenas rebajas. Pregunte por las oficinas de la Half-Price Ticket Booth. Venden entradas para 45 teatros. Ahora bien, sólo se venden entradas para ese mismo día, y cobran una comisión (unas dos libras y media en abril de 2007). Sólo se pueden adquirir cuatro entradas por persona, pero merece la pena. Tenga en cuenta que sólo se venden entradas si no se han agotado en los días anteriores, por lo que se arriesga a ir y que no haya entradas para el espectáculo que busca o incluso para ninguno, y que las oficinas estén cerradas. Si hay entradas, abren por la mañana de 12 a 14 horas, para las sesiones diurnas, y de 14.30 a 18.30 para las nocturnas. Hay una web en la que ofrecen en tiempo real las funciones para las que disponen de entradas y el precio. Puede consultarla aquí. Si no quiere arriesgarse, puede comprar las entradas anticipadamente a precio normal en esta web.

La tarjeta Oyster

 Oyster

Seguimos hablando de tarjetas que le permiten usar el transporte público de Londres a precios reducidos. Hablamos hoy de la tarjeta Oyster. La tarjeta Oyster tiene la ventaja de que usted no perderá dinero. Al contrario que otras tarjetas de periodos limitados, como la Travelcard, que permite viajar durante un número concreto de días, independientemente de si ha podido usarla mucho o poco, la Oyster puede ir recargándola como si se tratara de una tarjeta de prepago de móvil. Usted carga una cantidad en su tarjeta, y cuando se esté quedando sin saldo, la recarga y no pierde dinero. Con la tarjeta Oyster puede usar metro, autobús, el DLR (el tren ligero de Docklands) y el tranvía, así como parte de los ferrocarriles nacionales, y el precio siempre será menor que un pase Travelcard diario. El saldo del dinero nunca caduca ni lo pierde. Sólo en el caso de que no lo haya usado en 2 años, se desactiva la tarjeta y tiene que llamar para que se la reactiven o para que le devuelvan el dinero no consumido. Otra ventaja de estas tarjetas es que son transferibles: pueden usarlas familiares o amigos, aunque sólo en la modalidad de pago según uso. Hay varias modalidades dentro de esta tarjeta. Consulte la información en español sobre la Oyster de la red de transportes de Londres (PDF en español).

Travelcard, no viaje sin ella

 Victoria Station

La Travelcard es la tarjeta que le permite viajar en metro y autobús cuantas veces desee a un precio relativamente asequible, y mucho más barato que si tuviera que comprar por separado cada billete. Hay abonos para 2, 3, 4 o 7 días. Con este abono puede desplazarse por todas las zonas de Londres con autobús o metro. Recuerde que Londres está dividido en zonas. La 1 corresponde al centro, y después, en círculos concéntricos, está el resto de zonas. También hay abonos para las zonas 1 y 2 (probablemente no necesitará salir de ellas) y los precios son más económicos aún, aunque en este caso no hay abono para dos días. Para niños, los precios son más reducidos. Estas tarjetas sólo pueden usarse entre semana a partir de las 9,30 de la mañana. Los fines de semana, todo el día. Si va a usar el transporte público antes, debe comprar la Peak Time Travelcard, que es un 40% más cara aproximadamente. Pueden comprarse desde España. En muchas agencias de viaje se venden o pueden tramitártela. Si su aeropuerto es el de Heathrow, puede comprarla allí mismo, en en el Centro de Información de Transportes. Así ya la tiene para cuando llegue a Londres. Consulte las tarifas actualizadas.

Más Info: Transporte de Londres

Foto: (c) Transport for London 2005

Exposición del renacimiento italiano en Buckingham Palace

Queen Elisabeth II The Royal Collection

Buckingham Palace acoge desde el 30 de enero y hasta el 20 de enero de 2008 una exposición de cuadros y dibujos del renacimiento italiano, provenientes de diferentes castillos del Reino Unido, y que forman parte del legado de los monarcas británicos. Hay obras de Caravaggio, Rafael o Miguel Ángel. Uno de los atractivos es precisamente la exposición de dos lienzos de Caravaggio, que se pensaba que eran copias de los originales de Caravaggio, supuestamente perdidos, pero que ahora se han confirmado como los auténticos.

Más: The Royal Collection.